Voices e / Magazine / Barrios

 

      A don Cristóbal “Machín” Encarnación lo entrevisté el 2 de diciembre de 2007. Don Machín ha sido un maestro reconocido por la comunidad de St. Croix como miembro de una de las primeras familias Viequenses que se establecieron en la isla. Así mismo, fue una figura importante en la primera huelga de maestros del sistema público de las Islas Vírgenes en el 1976. Don Machín nació en Vieques en el 1944. Pero sus padres, que ya habían vivido en St. Croix y se fueron a Vieques para su nacimiento, decidieron un año después (1945) nuevamente mudarse a la isla.

Cristóbal Encarnación: […] como dos años o tres años después vuelven a Vieques, porque llaman a mi papá desde Vieques para un compañía en Vieques que le decían la PRACO, Puerto Rico Agriculture Company, [La compañía] americana, entonces vendía pollos, huevos. Entonces, como él sabía inglés, pues lo cogieron allá de supervisor. Desde esa fecha en adelante, pues él se quedó, hasta 1951 que regresamos otra vez para acá. [St. Croix] Ya yo había cursado el primer grado en Vieques. Llegué aquí en segundo grado.

Mirerza González-Vélez: ¿Y su papá dónde aprendió inglés, aquí en Santa Cruz?

ME: Mi papá fue uno de los primeros en graduarse aquí de los exámenes de la escuela católica Santa María.

MGV: Entiendo. ¿Esa es una escuela privada Santa María? ¿Todavía existe?

ME: Anjá, todavía.

MGV: Su papá […]¿se casó en Vieques? ME: Se casó en Santa Cruz.

MGV: ¿Se casó en Santa Cruz con una puertorriqueña?

ME: Mi mamá vino de Vieques en el 1936 y ya pa’ el 1938 mi papá y mi mamá se habían casado. Eran primos hermanos.

MGV: Entonces, ¿cómo usted se hizo maestro? ¿Cuáles fueron los primeros cursos que usted enseñó?

ME: Eh, yo siempre estaba envuelto con la juventud. Desde que yo estaba en 3er año de escuela superior yo trabajé en el bureau de recreación aquí, y me interesé en los estudiantes. Entonces, qué pasa, al graduarme de cuarto año, las monjas nos dividían en grupos. Si ellas te veían pobre y ellas creían que tú no ibas a ir a estudiar o no tenías dinero para pagarte los estudios te mandaban a coger secretarial, que era maquinilla, taquigrafía, book keeping. Entonces al tú graduarte pues te mandaban pa´un banco, como hicieron conmigo. Pues estaban los que ellos creían que iban pa´la universidad, les mandaban al programa académico y estaban los vocacionales: mecánicos, carpinteros, lo que fuera. A mí me rotularon como que iba a trabajar y me mandaron pa´el banco, el Chase Manhattan, que era el que estaba aquí en ese tiempo.

ME: ¿Estamos hablando de qué año? ME: Seis tres.

MGV: 1963.

ME: Entonces ahí, la paga no era tan buena como se dice, entonces, yo decidí irme a estudiar. Eh, con el tiempo.

MGV: ¿Y estudió educación?

ME: No. Me fui para Ponce y en un colegio que llamaban el Southern Tabulating and Technology College, Allí yo cogí técnico de Rayos X. Me gradué de técnico de Rayos X.

MGV: ¿Y por qué fue a Ponce? ¿Tenía gente allí personas allá que conocía o…

ME: Anjá. Entonces, estando en Ponce, me encontré con unas hermanas que daban clase en la Católica. Y saqué buena nota en Física ,y eso, y ellas insistían en que me fuera pa´ la Católica, que no me viniera para acá con solamente lo de técnico de Rayos X. Pero yo estaba enamora´o y yo dije: “No, yo me voy pa´ casa”. Y regresé. Trabajé en el hospital un tiempo. Casi me abusaban porque vivía tan cerca del hospital que cada vez que había un caso, no estando on call, me llamaban. Y yo dije “na´ esto no puede seguir”. Entonces en el 1970 regresé y dije yo voy a coger un bachillerato y me fui [a Puerto Rico]. Fui a la Interamericana, hice un bachillerato en Psicología y concentración en Salud y Educación Física. Ahí, pues, en vez de trabajar en Psicología trabajé de maestro.

MGV: Usted ¿Se graduó y vino acá a una plaza de maestro?

ME: Porque yo cogí muchos veranos, yo entré enero del ‘70 y hice un verano en la Católica en Caguas, en un colegio que le dicen Notre Dame, hice un verano ahí y de 24 créditos que hice ahí, yo creo que me aprobaron 21. Religión no me la aprobaron. (Ríen) Seguí corrido y ya pa´ mayo del 1973 me gradué.

      Para Don Machín, el “éxodo” (como él le llama a la migración de algunos maestros desde Vieques y Puerto Rico hacia St. Croix fue resultado de los logros alcanzados por maestros locales en el 1976 cuando “la Federación de Maestros de aquí hizo la huelga más grande que se ha hecho aquí” para alcanzar paridad en salarios con los devengados en aquél momento por maestros en los Estados Unidos continentales.

MGV: ¿Y por qué? ¿Qué pasó que se dio esa huelga?

ME: Para esa fecha los maestros ganaban 8,000 y pico de dólares al año con vacaciones en verano pagas, “santidad” paga, Navidad paga.

MGV: ¿Santidad es Semana Santa?

ME: Easter. Entonces pues, los maestros se tiraron a huelga cuando el gobernador King era el que estaba a cargo, y al poco tiempo de esa huelga el gobernador King murió.

MGV: ¿Y le tocó…la heredó…Juan Luis?

ME: Juan Luis la heredó, gracias a Dios.

MGV: ¿Por qué gracias a Dios?

ME: Porque Juan Luis fue el que nos escuchó y faltando ya poco pa´ las siete u ocho semanas que estuvimos de huelga, él aprobó el contrato y de esa fecha en adelante fue que los maestros empezaron a ganar algo de dinero.

MGV: OK. O sea, que gracias a esa huelga se dio un, digamos, mejoró significativamente la calidad del salario que estaban recibiendo los maestros del sistema público.

ME: Y ahí se dio cuando empezaron a venir maestros de Vieques.

MGV: ¿Y esa plaza que vino de maestro era dentro de un programa bilingüe aquí o no? ¿Era corriente regular?

ME: En ese tiempo tú te graduabas hoy y ya mañana tenías trabajo aquí.

MGV: ¿Porque había mucha necesidad?

ME: Igual que hoy, hoy mismo.

      A pesar de que Don Machín vé a St. Croix como su hogar, él se describe a sí mismo como “puertorriqueño primero, y soy estadista”. Al describir a los puertorriqueños que allí viven, explica que, en los últimos años se está dando un auge de muchas actividades culturales puertorriqueñas y se está viendo un movimiento para promover la cultura puertorriqueña. Sin embargo, éste no es un movimiento reciente porque, “yo me acuerdo desde nene que mi papá y mi mamá celebraban Reyes, me mandaban a poner una cajita con yerba y esas cosas. Tú sabes, que se está moviendo desde hace muchos años, pero no con el auge que se está moviendo ahora”.